Nos entrevistan en Lectura, el dominical del Segre

El pasado domingo 18 de agosto de 2013 publicaron una entrevista en el dominical Lectura del diario Segre. Nuestro socio Dani explica los orígenes de la asociación, a qué nos dedicamos y cómo vive él su afición a las miniaturas.

Dominical Lectura del Diari Segre. 18.08.2013

Si hacéis clic en la imagen podréis leer la entrevista en catalán, o sino a continuación os la transcribimos en castellano.

A Fondo. Daniel Ríos

“Hacemos simulaciones de batallas con miniaturas”

Texto: Neus Martí Llurba. Foto: Mikel Aristregui

Daniel tiene 28 años y es de Lleida. Es médico, pero su tiempo libre lo dedica a los juegos de estrategia en miniatura, los llamados WarGames. Forma parte de la asociación ALEA (Associació Lleidatana d’Entreteniments Alternatius), en donde se reúne con sus compañeros para llevar a cabo sus batallas.

¿Qué es la asociación ALEA?

Pues nos constituimos hará unos cinco o seis años y nos dedicamos a los juegos de miniaturas, de simulación.

¿Qué son estos juegos?

Son juegos de estrategia. Tenemos unos guerreros y unos tableros y hacemos simulaciones de guerras o de batallas con miniaturas.

¿Se requiere mucha infraestructura para poder jugar?

Bueno, necesitas una mesa, los elementos de escenografía para poder simular bosques, montañas, colinas y todo lo que haga falta. La escenografía es lo que tu imaginación y habilidad te permitan.

Y esta escenografía y las miniaturas, ¿las fabrican ustedes mismos o las compran?

Las miniaturas normalmente se compran, aunque hay mucho trabajo manual también, porque se tiene que montar, pintar, y, a veces, también las puedes variar un poco. Hay un poco de arte en todo esto.

¿Por qué decidieron montar una asociación?

Éramos un grupo de amigos y conocidos que coincidíamos siempre en la tienda Taleia para jugar. Allí había unas mesas e íbamos a jugar, tanto juegos de rol como juegos de estrategia y miniaturas. Pero eventualmente vimos que necesitábamos un sitio donde jugar, con un acceso más próximo y adaptado a nosotros en el que pudiéramos dejar las cosas. Nos pusimos de acuerdo y alquilamos el altillo de la tienda Taleia.

Actualmente, ¿cuánta gente integra la asociación?

Una veintena de personas porque es muy difícil atrapar a las nuevas generaciones. Cuesta mucho competir con los juegos de ordenador y videoconsola, porque la inversión que tienes que hacer y el tiempo que tienes que dedicar muchas veces es muy superior al que le dedicarías a un juego de ordenador, en estos tan solo los enchufas y ya puedes comenzar a jugar. Aquí tienes que montar la miniatura, tienes que pintarla, hace falta quedar con alguien, te tienes que saber las reglas, te las tienes que leer,… es muy diferente.

Y si alguien se quiere venir a jugar, ¿está abierto a todo el mundo?

Sí, nosotros estamos abiertos a todo el mundo. Tenemos un foro donde la gente se puede presentar y puede quedar con nosotros, y si no quien quiera puede venir tranquilamente al local (C/Vallcalent, 9) a pasar la tarde, a jugar o simplemente a echar un vistazo e informarse.

¿Hace falta mucha gente para jugar a estos juegos?

No, normalmente son juegos a los que se puede jugar entre dos personas.

¿Usted cómo entró en este mundo?

Pues a mí siempre me habían gustado este tipo de juegos y cuando tenía 16 años conocí al resto de jugadores de la asociación en la tienda Taleia. Así comenzó todo.

¿Qué es lo que más le gusta de estos juegos?

A mí lo que más me gusta es que no es una actividad que haces tú solo delante de una máquina. Hay una interacción social, porque, por ejemplo, a nivel de Cataluña hay muchos torneos y quedadas y acostumbramos a ir. Esto hace que te relaciones con otros grupos de jugadores, aprendes cosas diferentes de los juegos, etc. Y creo que es bonito.